lunes, 12 de mayo de 2008

Ángel Croqueta III


Entradas pasadas -para seguir el hilo sin parecerte más absurdo de lo es...-:

Ángel Croqueta I
Ángel Croqueta II


-Perdone, ¿tiene hora? El autobús está a punto de llegar y no sé de color ponerme los zapatos.

En el vuelo de Ángel Croqueta los años habían dejado huella y tuvo que hacer un alto en el camino por que le dio flato. En la marquesina donde decidió pararse a descansar, una anciana le miraba expectante:

-¿No me ha oído, caballero? ¿Tiene usted hora? Quizá me dé tiempo a cambiarme de zapatos…y…

-¿Perdón? –el aplatanamiento de Ángel era considerable.

-Que si tiene hora…quiero cambiarme de zapatos…Creo que no terminan de pegarme con el vestido y...

-Si, si…las dos de la madrugada…señora… ¿puedo preguntarle qué hace todavía por aquí? Es martes… siento desilusionarla pero no creo que llegue ningún autobús…si fuera fin de semana ya sería otra cosa…

-Éste llegará, señor. Se lo aseguro... Lo cojo todas las noches desde hace catorce años… Los monos son muy buenos conductores, señor y su tierra una auténtica maravilla. Cuando me jubilé, mis hijos me consiguieron un pisito por la zona y estoy encantada… Los monos son encantadores…

-¿Los monos, señora? ¿Ha dicho usted… monos?

-Eso he dicho, hijo. Los monos son ciudadanos ejemplares, nuestra raza debería aprender de la suya…vaya que sí…

-Mmm… ¿sabe qué señora? Me va a tener que disculpar, tengo prisa... Cuídese y…déle recuerdos a los monos…- Ángel se alejó con cara de circunstancias... no sin dedicarle a la espalda de la anciana el típico gesto del dedo giratorio sobre la sien…

La calle de los Romero estaba desierta. No le fue difícil dar con la casa, a la que para ser justos con sus características mejor valdría llamar “villa romana” o ya puestos…"olímpica”. Al pulsar el timbre comenzó a sonar la polonaise de Chopin y segundos después, una muchacha vestida con un uniforme blanco y negro le abrió la puerta.

-Los señores le están esperando en el salón, acompáñeme señor Croqueta.



Lo dejo aquí, ya lo continuaré otro día. ¡Buena semana!

3 comentarios:

Petit Bonbon* dijo...

¡¡Hola Cri-Cri!!^^

Me ha gustado el relato.Ay...Este Ángel Croqueta...Jejeje.¿Qué le deparará su próxima historia?Impaciente la espero ^^.

¡¡Mil besazos!!(voy a tener ahora un examen :D)

Tormenta dijo...

Uper Coqueta es la caña!
Y me ha molao lo de los monos... al final todo tendrá sentido... ¿me equivoco?¬¬
jejejej
bueno a seguir disfrutando con la historia, tú que la escribes y nosotros que la leemos.
Besitos!

Klover dijo...

Buhhhhh...que panda de sosos que están hechos los cuentacuentos...(sé que es una mierda...pero...tampoco es para propinarme este silencio...xDDDD)