lunes, 1 de octubre de 2007

Aroma


“…Eran las ocho de la mañana, de manera que la mayoría de la gente se dirigía al trabajo. La chica, también. O eso parecía. Iba un poco maquillada y con el pelo recién lavado. Exhalaba el mismo perfume que le olí hace dos o tres meses a una pasajera de Iberia que viajaba en primera. Me fijé en sus uñas, que iban pintadas de un color levemente azulado, como sus ojos. La del dedo gordo llevaba dibujada, además, una pequeña estrella. Parecía un esmalte en cobre, un trabajo de orfebrería…”

...

Parecía no tener demasiada prisa, aunque una vez fuera del autobús sus movimientos delataban cierta inquietud. Se arremangó nerviosamente la chaqueta un par de veces, sin duda en busca de su reloj. Al fin llegó a su destino, un portal antiguo, cerca de Santa Engracia. Alguien le saludo desde una de las ventanas. Fue entonces cuando la chica pareció perder algo de la tensión que momentos atrás había manifestado…llegando incluso a esbozar una pequeña sonrisa de alivio. La dueña de esa mano era, sin duda, Paula. ¿Hacía ya cuanto que no se veían? ¿Hacía cuanto del último café?

Paula era una de las pocas amistades serias que conservaba de sus años de universidad. La apreciaba hasta tal punto que uno de los pensamientos que con más frecuencia rondaba su cabeza en cada uno de los tiempos muertos a los que ella y todo habitante de Madrid estaban casi acostumbrados* la mostraba con pecas y trencitas contestando siempre Paula, como en un sueño surrealista, a toda pregunta que aquellas personitas tan altas se empeñaban en hacer, ya fuera ¿cuántos añitos tienes? o ¿a quién quieres más? ¿a papá o a mamá? Sabía que eran pensamientos absurdos… ¿y qué importaba? Su mente era un remolino y en eso se basaba su éxito. Paula tenía vista para los negocios, ¿ella? imaginación. Y era eso lo que le daba de comer.


Era increíble lo rápido que se le hizo el trayecto portal-sexto pisto-vía escalera, teniendo en cuenta que era una auténtica devota de los ascensores –en este caso inexistente- y que, por lo tanto, el cansancio podría haber hecho mella perfectamente. Sin duda, había sido la ilusión de ver a Paula la que lo había borrado del mapa. Ella ya la esperaba en el rellano.

*Interminables y malolientes viajes en metro, examenes de paciencia a cargo de los numerosos y archiconocidos atacos de la capital, largas esperas en “super”mercados que, en realidad, tienen de heroicos lo que yo de carrito de la compra (por quedarnos un poco en el “maravilloso mundo de las grandes superficies comerciales”...)

-¿Cómo sigue mi escritora favorita? Acércate…a ver que te mire mejor…¡te veo estupenda! ¿Qué te has hecho, pillina?
-¡Ay, Paulita! No me sobra dinero como a otras –risitas de ambas- y si tuviera la gran suerte, no lo malgastaría en ese tipo de médicos, si es que se les puede llamar así, sabes de sobra mi opinión…Tengo suficiente con las cremas…
-Dos besos ¿no? Y no te quedes ahí, por Dios, pasa, pasa…
-¡Madre mía! ¡Cuánto cambio veo por aquí!
-¿No te lo dije? Con todo lo que tenía ahorrado del año que pasé trabajando en Suiza decidí reformar esto un poquito…
-¿Un poquito? Pero si parece el piso de la Preysler…
-No exageres, corazón. Por cierto, ¿te apetece algo? ¿Un Ferrero-Roché? –risas-.
-Un café, como en los viejos tiempos, no estaría de más…
-Ahora mismo voy. ¡Ah! Antes de que se me olvide…¿recibiste el paquete que te mandé por Navidad? Te iba a llamar para preguntártelo pero acabe olvidándome…
-(suspiro) ¿No negarás que te matas a trabajar? Ya no tienes ni memoria…bueno, si acaso de pez. Un día te va a dar algo…tú no te dejas la cabeza, te dejas el cuerpo entero –risas-. Pero en fin…Por supuesto y me encantó. Lo llevo puesto ahora mismo…¿no lo hueles?



13 comentarios:

WWG dijo...

Hi, Good blog !
Look from Quebec Cabada
http://www.wwg1.com

WWG :)

MARISELA dijo...

Veo que no has escrito con la frase esta semana, pero no importa, porque nos has dejado a los que nos gusta leerte, un relato muy bueno y con ese sentido tan particular tuyo de contar las cosas cotidianas. Seguro que este relato se te ocurrió mientras regresabas a casa y a tí también, se te hizo el trayecto muy corto....
Hasta mi nariz, ha llegado el delicioso perfume y me ha encantado!!!
Besos.

___________________ dijo...

Precioso,Maravilloso, genial, Klover. No se en que estilo definir el relato, solo te puedo decir que los dialogos y las descripciones marcan y definen perfectamente a los personajes; y lo que es mejor que la historia es suave y bonita, que tesdilzas con ella. Un detalle de humor encantador lo del carrito del "super"mercado.


Un saludo,


Pedro.

Anónimo dijo...

anda
¿y esto? Tiene su encanto sabes, y huele bien.

tus ideas siempre me sorprenden.
1besito
Jara

printen dijo...

Me ha gustado tu relato. Me quedo con la intriga de saber quién es el narrador, que huele a la protagonista y la sigue hasta la casa de su amiga... Inquietante

Munlight_Doll dijo...

Hey, un estilo distinto al que me tienes acostumbrada^^ Me ha gustado mucho, sobre todo por los "polos opuestos" que ambas chicas representan y lo bien que están definidos ambos personajes :) Y también, tu sentido del humor^^
Un besote,
Mun

Yolanda dijo...

Ahora ya estoy en tu blog nuevo, jejejeje, bonito relato, como el día a día. Besos

Angelica Black dijo...

Bueno ya estoy en este blog sin ekivokarme ^^
vaya entrada, como bien decia un usuario mas arriba, tiene su encanto ^^

un relato muy bonito *0*
un beso ^^ muuuak

~ dijo...

Consigues con tus palabras pintar de color, rescatar del gris de la monotonía aquello que no necesita inventarse sino que sucede, constante y anónimamente en infinitos lugares, momentos que quedan en el recuerdo tan solo de quienes lo viven; naturales, provistos de todos los aditamentos y sentimientos de los que la literatura se provee. Y lo transformas en palabras, y ya no es algo más, sino una historia, una bella historia. Natural, como la vida misma.
Un abrazo enorme

Queralt dijo...

Te he dejado el comentario al relato anterior toda emocionada y se me ha pasado venir aqu� a dejar el que corresponde...
Me ha gustado mucho c�mo describes la diferencia entre las dos amigas y c�mo sube esa escalera, por ejemplo, aunque hay m�s. Sin embargo, por la forma tan r�pida de poner fin, una de dos, o te est�s especializando en no "escuchar" a tus "hijos paridos con dolor" y te los quitas de encima lo antes que puedes o bien, es que tu prota est� un poco "sometida" a su Paulita... jejejjeje
No me hagas mucho caso que hoy estoy con la mente un poco rara, con una punta de surreal�smo entrando por mi sien derecha, creo, jejejejeje.
Con todo esto quiero decirte, una vez m�s, que, desde mi punto de vista, estas historias que escribes, quieren ir m�s lejos. Y ya sabes, casi siempre deciden ellas. �O no?
Que pases una semana estupend�sima y que los d�as te regalen muchos minutos para hacer esto que haces muy bien: escribir.

M�s cerezas, m�s chocolate calentito y muchos besitos.

Queralt.

Jorge dijo...

Que hermoso blog
Que hermosos escritos
Que hermosas fotos

Felicidades por tanta creatividad y arte para observar...

Muchas gracias por pasar a mi blog

Nos leemos


http://kinettic.blogspot.com

Tormenta dijo...

qué bien escribes tia!! ^^
no sé, no te conozco, pero se nota que lees y que te cala lo que lees, te has creado un estilo propio superelegante, sutil y fresco.
Te estás convirtiendo en uno de mis favoritos de cc.
un beso lleno de admiración.

Rain dijo...

Muy bien escrito! da gusto leerlo. Tengo que sacar un poco de tiempo y leerme alguna de tus entradas antiguas puede ser todo un descubrimiento. Un saludo!