miércoles, 9 de enero de 2008

Ganda



Sentía su respiración a través de la madera. El resto dormía sin pensar siquiera en él, sin ser siquiera conscientes de su presencia al otro lado de la pared, como si hubieran borrado el detalle de su memoria, un autoengaño que les evitaba muchas horas de insomnio. La única ventana estaba entreabierta y la oscuridad brillaba y absorbía cada rincón del minúsculo cuarto. A mi lado Gabriela y Elena, las dos ayudantes de cocina, dormían abrazadas y Martín, un aprendiz de unos quince años roncaba toscamente. El cuarto no aceptaba un alfiler y en él todos dormían, menos yo y mi mano que jugueteaba con un trozo de cuerda deshilachada, al ritmo de la respiración pausada que recorría mi espalda apoyada en la pared.

El capitán nos había asegurado que le tenían encerrado en el otro extremo, encadenado por los grilletes más seguros fabricados hasta el momento, junto a uno de los almacenes, pero yo sabía que no era verdad, que estaba tras la madera en la que me apoyaba, en la habitación contigua, a escasos diez centímetros de mi piel. Sin embargo y por extraño que pudiera llegar a parecer, no le temía, como le ocurría al resto de mis compañeros. Ni uno solo de ellos se acercaba al lugar indicado por el capitán, que era donde supuestamente tenían a la bestia, si no fuera siguiendo órdenes y nada más oír hablar de la criatura bajaban la mirada, clavaban las pupilas a un punto fijo y apretaban los labios hasta hacerlos desaparecer como un fino hilo entre sus bocas. Algunos acompañaban este ritual del miedo con sudores y temblores de lo más curioso, tartamudeos y respiraciones entrecortadas.


Pocos en el barco lo habían visto realmente y todo respecto al animal, ya fuera su aspecto, sus costumbres o su carácter, estaba distorsionado por la leyenda y las habladurías que se habían creado en torno a él. Yo me encontraba entre los afortunados que lo habían tenido delante de los ojos; decirlo solo me metería en un enorme lío. Desde Lisboa habían llegado órdenes: nadie salvo el capitán y cuatro de sus hombres, elegidos expresamente para el cuidado del animal, tenían permiso para hacerlo. El resto de la tripulación tenía prohibido mirarle, lo que, sin duda, no resultaba un inconveniente ninguno para nadie: cualquier brote de curiosidad había sido fulminado por el fuerte sentimiento de terror que el animal despertaba o que se habían dedicado a despertar.

Continuará

8 comentarios:

Carabiru dijo...

Mmmmmmm qué intriga!!
Estoy deseando saber más!
Impaciente por la siguiente entrega!

Indi dijo...

wow¡¡¡¡¡ más te vale que continue ;)) genial.

Besos

Carlos dijo...

Nos llevas al barco, a sus entrañas. Una lectura que se asemeja a la misma mar, igual en calma que de repente lees y lees sin cesar como olas que te llevan al punto salvador. Y entremedio de ese ritmo la presencia latente de la bestia, aumentando a cada instante la curiosidad creando una emoción que cortas de raíz!! grrr
Quiero seguir navegando!!!
Fantastico momento nos has regalado, un abrazo enorme!!

synnove dijo...

¡Me encanta!

Es un comienzo muy novelesco y emocionante!!! Tiene la intriga justa de un prólogo de un libro de aventuras.

Un abrazo

______________ dijo...

:O ¡Pero que ambientación tan genial! Me has recordado algunos de los "clasicos" de la intriga y el terror. Muy bueno. Lo que me mata es no poder leerlo todo de un tirón.


Un saludo,


Pedro.

Darkhalf dijo...

Tu también has empezado una novela blog??

Indi dijo...

recuerdo febrero y junio y septiembre (y el resto también, para que mentir) como cotas máximas del efecto de la cafeina en mi organismo ;)))
Que te sea leve y buena suerte¡¡¡¡¡ no te digo nada porque andas más que liada, pero te leo y tomo nota de tu pedido ;) cuando tenga copias te avisoooooo.

Me voy a seguir matando curas, uy, que mal suena eso xd jajajaja.

besitosssssssss

Jorge dijo...

Hola!!
tantas miles de noches sin pasar por aqui!
he estado super ocupado y con miles de cosas en mi mente que no me queda tiempo ni para actualizar mi blog personal (solo el de actrices) ni para pasar donde mis amigos bloggeros interesantes...ahora que estoy mas de vacaciones me pondre al día.
Te invito a pasar por mi blog y ver mi primer cortometraje, escrito y dirigido por mi. Es una mezcla entre drama y suspenso...un poco experimental =)


que estes bien!!
http://kinettic.blogspot.com
http://actrizchilena.blogspot.com