jueves, 3 de julio de 2008

Zapatero a tus zapatos

.


Hace cuatro años, cuando aun estaba en el colegio, me propusieron irme quince días de intercambio a Nueva Jersey. Por aquel entonces las imitadísimas converse aun no se habían puesto de moda y, por lo visto, allí estaban tiradas de precio. Las vi en una tienda de uno de estos centros comerciales enormes de las afueras y me hicieron gracia. Por solo 12 dólares me agencié un par en color negro y desde entonces, con mucho trote de por medio, no han pasado grandes temporadas sin que me las haya puesto. Pero el tiempo y el roce (y ya no solo en la relación pie/calzado) siempre tienen mucho que decir y de tanto usarlas, las zapatillas se empezaron a rajar, hasta que llegó un momento en que los pequeños agujeros, antes disimulables, se hicieron demasiado grandes como para no parecer una vagabunda. Así que me tuve que aguantar sin converses (a esas alturas no bajaban de 60 eurazos y tanto el bolsillo como el sentido común me decían que nanay).

Movida por mis instintos (por lo visto, simpatizantes del Síndrome de Diógenes) guardé las zapatillas en una caja no sin antes avisar a mi madre: no las tires que me las quiero quedar de recuerdo. Poco después, iluminada por quien sabe qué (inspiración chorra, seguro), cambié de opinión: las converse tendrían otro destino y en vez de quedarse debajo de la cama como extraño y zarrapastroso souvenir pasarían a ser las protagonistas de una noche de sábado cualquiera por el centro de Madrid. No sé si habéis oído hablar del shoefiti (yo me acabo de enterar ahora buscando en san google, tampoco te creas ^^), más conocido como "colgar zapatos de cables"...; seguro que más de uno se habrá encontrado zapaterías improvisadas en el tendido eléctrico de cualquier ciudad.
.

Si habeis visto Big Fish os sonará más; en la peli se sugería que cuando alguien encontraba por fin su lugar en el universo, colgaba sus zapatos dando a entender que ya no los volvería a usar porque no se marcharía del lugar en cuestión. En el mundo real la versión más extendida (por lo menos en sus orígenes) es un poco más cruda: avisa (o avisaba) de la existencia de drogas en la casa marcada. Actualmente quien se decide a abandonar calzado siguiendo esta modalidad, lo hace movido por una energía extraña, surrealista y absurda, que le tienta a hacer la gracia (en resumen: mi caso)

El tiempo pasó y la vaguería hizo mella. Lo fui dejando para otro día hasta que hace una semana me dio por hacer limpieza en la leonera que tengo por cuarto. Se montó tal pifostio que llegó un momento en que eran los trastos o yo: no cabía nada más en el suelo y todavía quedaban cajas debajo de la cama así que me vi obligada a sacar una pequeña parte al pasillo. En aquella maraña de cosas varias estaban, como no, las converse agujereadas. Cuando conseguí adecentar el cuarto volví a por las cosas del pasillo con tal mala pata que me dejé las zapatillas olvidadas en una esquina; pasaron los días y me olvidé completamente de que las había dejado allí. Si a estas alturas te ha venido a la cabeza la palabra "madre", enhorabuena: vas por buen camino. El domingo, con una resaca considerable y a tres horillas del partido me levanto y...:


..."oh sorpresa". ¿Qué coño había pasado? ¿Mi hermana se había tomado la libertad de rescatar dos logos -ella y la manía de coleccionar marcas...- de unos inmundos trozos de tela? ¿Mi madre, aun habiéndoselo advertido, había decidido hacer caso a ese instinto maternal que todas tienen que les obliga a ser una especie de justiciera ante los objetos ajenos decidiendo cuales son carne de basura? Obviamente, lo segundo. Tras una bronca filial del copón y el quijote hecho "lo sientos" y "perdones" ¬¬, me quedo sin hacer el paripé en Huertas...(ya tenía cable seleccionado y todo, a pesar de la dejadez). "Por lo menos", le "quisó sonar" algo así como que quería guardarlas y me dejo "eso" de "recuerdo"...

pd: ¿Se entiende ahora porque era mejor pasar por alto lo del viaje a EE.UU? Se ve que tenía mono (¡¡¡mono!!! ¡¡¡Mr Nilson!!! xD) de una buena parrafada bloggeril.

9 comentarios:

Carabiru dijo...

¬¬

Las madres y sus manías de tirarlo todo!!

Munlight_Doll dijo...

Tía, me ha encantado este relato, es buenísimo. Desde luego hay que ver lo realista que te ha quedado. Me siento identificada con las converses. Pienso que eres una diosa de la literatura.

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Ahora hablando en serio, me ha recordado a mi madre, que tiene la manía de hacer desaparecer todo lo que no está en su sitio correspondiente XD ¿Qué cuesta preguntar antes?

Besitos,
Mun

Indi dijo...

Como dices, las Converse están ahí mismo: en las nubes. El mejor escaparate es un cable bien alto, ya sean nuevas o viejas.
Mis primeras zapatillas de basket fueron unas botas John Smith, de raso rojo. También me las trajeron de USA. Luego mis contactos en la zona portuaria me procuraron algunos especímenes similares entre los que hubieron Converse...que molan, pero no son mis favoritas.
Ahora llevo PAREDES de M. Estrella.
Quiero pensar que la "M" dorada, se refiere a Max...
Ves? tu llevas zapatillas surrealistas yo bohemias...con luces de bohemia ;))

La cabra siempre tira al monte, es lo que hay.
Suerte con los Cv ;))))))))))))

Besicos

El mundo de Yas (Andrés) dijo...

Para que luego digan que las cosas pasan porque si....
PAsan por dejadezzzz.... leñe....

jijijiji...

Besus...

P.d. de momento me quedo clavado en Barcelona City castigado sin Formentera no se sabe porque razon.... y que conste que no es dejadez...

Anya dijo...

jajaj me ha encantadooo!! XD tengo una madre que está empeñada en tirar cds de música antiguos y los miles de folios que tengo en un enorme cajón...
Una sugerencia:Patchwork!
pD: yo hasta enmarcaría esos dos trocitos! (que friki no?)

Tamy dijo...

Klover! grácias por pasarte por mi blog xD pues espero levantarme el lunes con ganas de irme hasta el culo del mundo (léase San Just Desvern) y ver el programa de Berto...:)
Que grácia me ha hecho está entrada!! yo de converse (bueno vaaale Victoria que son mas baratas) tengo tropecientas y en una ida de olla se me dió por cojer las más hechas mierda y hacer "eso de colgarlas en un cable"...o como se diga. Arte en la calle que huele peor de toda Barcelona...xD
Como són las madres...dicen que no hay más que una pero son todas iguales! guardaré el resto de Converse-Victoria a buen recaudo ¬¬'

Indi dijo...

Dolores Claiborne ¿no te suena? ¿nada? ¿nada relacionado con un "Eclipse total" y un pozo oculto entre la maleza???...cachis...

___________________ dijo...

JAjajajjajaja ¡Qué recuerdos!
-Oye, mama, no tires eso.-Dos horas más tarde...
-¿Donde están mis XXXX?
- Las he tirado.
- ¿Pero no te dije que lo quería guardar?
- Huy, no me he dado cuenta ...

XDDDDDD

Vamos que identificado con la historia es poco.

Un abrazo,

Pedro.

Pd: Madrid tendrá que esperar :-(

Petit Bonbon* dijo...

¡¡Hola Cris!!

Me ha encantado el post...Y me ha dado una sensación extraña al ver los dos "cachitos" de tús Converse...No sé por qué,jaja.

P.D.:¿Qué tal todo?:)

Un besazo muy dulce+(L)